fbpx

Un secreto para aprovechar el café

El café es para muchos una delicia, uno de los placeres de la vida. Además tiene un potencial efecto positivo para algunas facetas de la salud.

Sin embargo, la rutina y el exceso, no sólo pueden neutralizar este potencial, sino también transformarlo en perjudicial: insomnio, gastritis, ansiedad, dependencia, cefalea, etc.

El factor más importante del arte de tomar café no es su aspecto puramente externo: calidad del grano, sabor, recipiente, temperatura, cantidad de leche, espuma, etc., sino su aspecto interno: aquel del cual depende su efecto positivo en nuestro rendimiento, concentración y estado anímico.

>>Mentor Médico: 1ª consulta gratis<<

El arte de tomar café

toma café correctamente

«El hábito embota la sensación».

En este viejo dicho se basa un poderoso secreto para aprovechar mejor algunos efectos del café:

Quien toma café, lo hace a diario; es la norma. Y el cuerpo se va acostumbrando a la dosis, hasta el punto de que esa misma dosis ya no hace el mismo efecto. En farmacología, esto se denomina tolerancia.

Si en vez de aumentar la dosis, se hace lo contrario -dejar de beber café durante una semana-, el cuerpo te lo agradecerá, y tomar un café tras esa semana de «ayuno» puede convertirse en una sensación tremenda.

La pregunta es: ¿cómo aguantar una semana sin tomar café…? También tiene su técnica.

Cómo aguantar sin café. El secreto

como aguantar sin café

El siguiente «secreto» para soportar el síndrome de abstinencia del café en un consumidor habitual proviene de una persona muy viajera, conocedora de los diferentes tipos de té y practicante de ciclos de ayuno.

Cuando comenzaba a ayunar, lo que peor soportaba era la cefalea, cansancio, somnolencia e irritabilidad, típica del síndrome de abstinencia al café. Lo llevaba mucho peor que el hambre o la sed.

Entonces, comenzó a probar a sustituir el café por el té durante la semana anterior al ciclo de ayuno. No funcionó…

Hasta que lo hizo con té verde.

Conviene aplicar esta recomendación dietética cuando la clínica u objetivos así lo hace necesario. También puede añadirse el consejo de hidratarse algo más de lo habitual, pues la deshidratación puede empeorar los síntomas del «sincafé».

Además, puede sustituirse el té verde por el té matcha, que es una modalidad de presentación de té verde, que le hace conservar mejor sus oligoelementos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies